Saltar al contenido

VITROCERÁMICA ELÉCTRICA

Aquí te mostramos las mejores ofertas de vitrocerámicas eléctricas.

Te brindamos toda la información para que puedas elegir la que mejor responda a tu necesidad.


Precios de las vitrocerámicas eléctricas

Podemos encontrar en Amazon ofertas de vitrocerámicas eléctricas desde los 100€. Pero debemos considerar que al aumentar su tamaño, su cantidad de calentadores y sus prestaciones, estas irán aumentando su precio.

Te dejamos a continuación una serie de vitrocerámicas eléctricas económicas, de gama media y gama alta para 2, 3 y 4 fuegos.

Precio de vitrocerámicas eléctricas de 2 fuegos


Precio de vitrocerámicas eléctricas de 3 fuegos


Precio de vitrocerámicas eléctricas de 4 fuegos


Cabe destacar que los fabricantes de vitrocerámicas eléctricas han ido bajando sus precios según avanzaba la tecnología. Por lo que es de esperar que durante el paso de los años estos elementos sean cada vez más económicos y vayan ganando una amplia cuota de mercado.

De más está decir que la sana competencia hace que consigamos ofertas con precios muy baratos en productos de alta calidad.


¿Cómo funciona una vitrocerámica eléctrica?

Las vitrocerámicas eléctrica dependen de la electricidad para entregar calor. Así es como la electricidad se convierte en una fuente de calor:

  1. Debajo de la superficie de vitrocerámica, la corriente eléctrica fluye a través de una bobina metálica. La resistencia eléctrica se calienta para generar una bobina de metal brillante que transfiere su calor a través de la vitrocerámica mediante energía infrarroja, y por convección aprovechando la temperatura de la placa.
  2. Debido a la baja expansión térmica de la vitrocerámica y a sus propiedades de transmisión y emisión infrarroja, la olla o sartén en la zona de cocción se calienta de manera uniforme por la energía transmitida a través de la vitrocerámica a los utensilios de cocina.
  3. Al colocar una olla o sartén sobre la zona caliente, aprovechamos tanto la energía irradiada como la térmica para calentar los alimentos y lograr su cocción.

La superficie circundante de la vitrocerámica permanece relativamente fría, debido a que la fuente de calor se encuentra concentrada en las resistencias eléctricas.

Pero debido a esto, la estufa eléctrica continúa emitiendo calor después de que la electricidad deja de fluir, y este calor residual puede usarse para continuar cocinando o calentando alimentos. Mientras que una señal luminosa en la estufa indica si las zonas de cocción aún están calientes por el procedimiento de cocción.

Por este fenómeno las cocinas eléctrica son menos precisas que las de gas o de inducción, ya que la inercia térmica de los elementos resistores es demasiado alta.

cocina independiente

¿Cuanto consume una vitrocerámica eléctrica?

Mediante la implementación de la tecnología, las estufas eléctricas han podido lograr una mayor eficiencia energética. Pasando de contar con eficiencias del 40% en sus versiones de gas a lograr transformar más del 70% de la energía suministrada en forma de calor.

Aunque debemos considerar que la vitrocerámica eléctrica sigue estando por debajo de su competidora, la placa de inducción. La cual logra eficiencias de hasta el 90%.

Esto queda aparejado con la potencia asociada a cada vitrocerámica, según el tamaño y modelo. Pudiendo elegir entre las más pequeñas, a partir de 900 watios hasta las más grandes de 3000 watios de potencia.


Cómo surge la cocina eléctrica

La Feria Mundial de Chicago de 1893 fue conocida por las innovaciones y novedades que trajo al mundo: Aquí la estufa eléctrica le demostró al mundo que la electricidad podía reemplazar la forma de generar calor en todos nuestros hogares.

En aquellos años, la primera estufa eléctrica hacía circular corriente a través de grandes placas de hierro, que luego transferían el calor a ollas y sartenes. Décadas más tarde, las bobinas reemplazaron las placas de hierro y los utensilios de cocina se calentaban directamente sobre ellas.

En la década del 70, los fabricantes rediseñaron las cocinas eléctricas al implementar la vitrocerámica encima de los quemadores eléctricos para crear una superficie de cocción plana.

Llegando así el momento en que la vitrocerámica se convirtió en la superficie ideal para las cocinas eléctricas. Hoy en día, muchos utilizamos cocinas eléctricas a diario, pero son pocos los que conocen la ciencia detrás de cómo funcionan y, por lo tanto, cómo aprovechar al máximo su eficiencia.

vitroceramicas carrefour

La cocina eléctrica: El tipo de cocina más común

Las vitrocerámicas eléctricas son el tipo de estufa más común y generalmente se constituye de bobinas eléctricas que suministran el calor a través de radiación la superficie de cerámica. Las estufas eléctricas son populares, en parte, porque generalmente son más asequibles que el gas o la inducción.

También por cuestiones de disponibilidad de servicios, hay muchos lugares en donde se requieren estufas eléctricas por necesidad. Las placas de cocción eléctricas son duraderas, relativamente fáciles de limpiar y se pueden usar con cualquier tipo de sartenes que tenga. Además, no tiene que preocuparse de que sartenes más pesadas como el hierro fundido dañen la superficie.

Las estufas eléctricas de cerámica lisa son generalmente más caras que las planchas eléctricas, pero proporcionan un aspecto mucho más elegante y, debido a la superficie lisa, son muy fáciles de limpiar. Sin embargo, la superficie no es tan duradera como una estufa de bobina eléctrica y requiere cuidado cuando se usan sartenes más pesadas.

En lugar de tener bobinas eléctricas sobre la superficie, una estufa eléctrica de cerámica tiene elementos radiantes debajo de la superficie de cerámica, lo que le da una superficie lisa y plana. Esto tiende a proporcionar una superficie de cocción uniforme.

Las estufas eléctricas de cerámica lisa generalmente se calientan más rápido que las bobinas eléctricas, pero las estufas eléctricas siguen detrás del gas y la inducción. Además de tardar más en calentar a temperatura, las estufas eléctricas también son más lentas para adaptarse a los cambios de temperatura. Esto resulta en tener menos control que el gas o la inducción. Si bien el precio de compra inicial de las estufas eléctricas es menor que el gas o la inducción, no son tan eficientes energéticamente y su operación cuesta más.

encimera vitroceramica